Dia Nacional del Catequista

Queridos Catequistas:

Después de tantos años, en que no nos hemos juntado presencialmente para celebrar este día importante para la Iglesia, por efectos de las restricciones de la emergencia sanitaria, les saludo fraternalmente en el Día Nacional del Catequista.

En el recuerdo agradecido de estos años, van apareciendo quienes de alguna forma nos motivaron a asumir esta gran responsabilidad de formar entregando fielmente el mensaje de Jesucristo, así también a nuestros formadores/facilitadores, quienes nos entregaron las herramientas para que fieles a las enseñanzas de Jesucristo, fuéramos capaces de despertar en los corazones de quienes en la búsqueda desordenada y mediática de un Sacramento, van descubriendo  gradualmente que han sido participes de un encuentro intimo con la persona de Jesucristo, que muchas veces pasa por nuestro lado y no alcanzamos a reconocer su presencia. Por supuesto a nuestro párroco que confió en nosotros y nos dio esta oportunidad de convertirnos en Catequistas discípulos misioneros del Señor.

Durante este periodo difícil que hemos vivido, cabe recordar a nuestros amigos Catequistas, que han partido a la Casa del Padre, con el convencimiento de haber realizado en forma a veces anónima su gran contribución a nuestra querida Iglesia; pero también es necesario agradecer a quienes han perdido a parte de su familia (esposos, esposas, padres, hijos y familiares) en estas horas oscuras de pandemia y que fieles a su compromiso, han seguido realizando su servicio con una sonrisa pero resilientes de su perdida y de una herida en su corazón.

A todos y cada uno de ustedes, en esta festividad de la Ascención del Señor al cielo (…cerca de Betania en presencia de sus discípulos les anuncia que les enviaría el Espíritu Santo, dándoles las últimas instrucciones levantando sus manos al cielo fue desapareciendo entre las nubes mientras les bendecía), les hago llegar mi más cordial y fraternal saludo de felicitaciones por vuestra  perseverancia y corresponsabilidad en el servicio a la Iglesia y a la construcción del Reino en estos momentos de dificultad.

¡Dios les bendiga abundantemente y siguiendo a la Virgen María primera discípula misionera del Señor, les proteja y acompañe siempre en vuestro servicio!!

Atentamente,
Omar Salazar Rojas
Encargado de Formación y Catequesis
Vicaría Episcopal Zona Centro
Arzobispado de Santiago

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *